El Gobierno impulsa un acuerdo bilateral con Brasil: los puntos clave del “plan integración 2023″


Un documento oficial de la embajada argentina en el país vecino en el que se detallan los sectores en los que la gestión de Alberto Fernández intentará sellar convenios estratégicos con la administración del mandatario brasilero electo.

En la Casa Rosada están convencidos de que el regreso al poder de Lula da Silva abre una ventana de oportunidades para la Argentina de cara a un año clave para las aspiraciones del Gobierno y buscan cuanto antes poner en marcha un plan de acción para atraer dólares, llevar gas de Vaca Muerta a Brasil y sellar acuerdos en infraestructura, cultura y educación, entre otros.
EL gobierno de Alberto Fernández -por iniciativa de la embajada argentina que conduce Daniel Scioli- le acercó a los equipos técnicos de Lula da Silva la idea de impulsar un acuerdo de Integración Bilateral que le dé un giro a las actuales relaciones entre ambos países, que sufrieron un fuerte desgaste desde la llegada de Jair Bolsonaro.
El documento fue entregado por el embajador Scioli al excanciller Celso Amorim, muy cercano a Lula. Allí se detallan ejes económicos (financieros, minería, agronegocio, bancos, industrias, comercio, entre otros) y políticos (recuperación de las relaciones presidenciales, defensa, cultura, educación, etc).

El Gobierno quiere sellar un acuerdo con Brasil para atraer dólares y llevar gas de Vaca Muerta
En un escenario de escasez de dólares, el Gobierno apunta a aumentar el comercio entre ambos países y generar nuevas oportunidades en el mercado exterior para la soja y la carne. El documento habla de la necesidad de profundizar el Sistema de Pagos en Moneda Local (SML) que permite a los exportadores realizar operaciones en pesos y reales, lo que facilita la transacción al no requerir de la moneda norteamericana y la necesidad de generar acuerdos entre bancos públicos de ambos países para financiar el comercio exterior bilateral de bienes.
Fuentes oficiales le dijeron a este medio que no se descarta que pueda llegar a discutirse la posibilidad de crear una moneda regional, una vieja idea de Lula que tras su regreso al poder podría tomar fuerza nuevamente. Sin embargo, se trata de una iniciativa a largo plazo.
En la página 5, la embajada argentina en Brasil destaca que la invasión de Rusia a Ucrania debe llevar a ambos países a tener soberanía energética. De hecho, propone la creación del Mercado Sudamericano de Energía. El objetivo central será llevar el gas de Vaca Muerta hasta la frontera con Brasil. En el documento se destaca que es “necesario” que el país vecino “se comprometa en el desarrollo de centrales termoeléctricas y gasoductos desde Uruguaiana a Porto Alegre” para trasladar ese gas al sur de Brasil.
“El BNDES ya demostró interés en financiar parte de esta etapa”, dice el documento. Claro que para que esto ocurra el Gobierno argentino tiene que cumplir con su parte: terminar el gasoducto Néstor Kirchner, que tiene una inversión de más de 3000 millones de dólares.