“Hoy parece que plantar yerba es el negocio del futuro, vienen tipos de afuera, después eso colapsa y perjudica al productor histórico”

Asociaciones del sector yerbatero harán una concentración frente al INYM, en Posadas, en apoyo a los directivos del Instituto por la limitación de las plantaciones de yerba, ante la presión que están recibiendo por parte de las grandes empresas yerbateras, que quieren la vuelta atrás de la medida. 

Los Cámara de Molineros no está para nada de acuerdo con la resolución del INYM, más aún porque hubo récord de importación de yerba en los últimos dos años, desde Brasil y Paraguay. 

En ese sentido, Cristian Klingbeil, productor y referente agrario de la Zona Centro, manifestó su acuerdo con la resolución del INYM. 

“Nos acusan de zurdistas, pero la gente no presta atención de lo que venimos hablando. Limitar plantaciones no es algo que se nos ocurrió ahora, es algo que veníamos pidiendo hace muchísimo tiempo. Siempre peleamos tres ejes, el mercado consignatario, el cupo de cosecha y la limitación de plantaciones para ir regulando para que tengamos precios sostenibles permanentemente para el pequeño productor, que es el más vulnerable, pero ahora está todo el mundo ofendido, que zurdistas, que la dictadura”, expresó el productor respecto a la ola de críticas que despertó la medida. 

Klingbeil insistió en que “a la gran mayoría de los productores no le viene a afectar en nada, 5 hectáreas por año, tenemos más de 6 mil productores que tienen menos de 60 mil kilos de hoja verde, esos no tiene más que diez hectáreas, plantar 5 hectáreas es el 50% de la producción que tiene, no es cualquiera que puede plantar 5 hectáreas, la mayoría no puede, no tienen espalda”, detalló precisando que “tendrán que trabajar más en la recuperación de los yerbales y mejorar la productividad de las plantas que ya están con tema de cortes y manejos de suelos, nuestros yerbales rinden muy poco, estamos por debajo de los 3 mil kilos por hectáreas”. 

Recordó que “hubo épocas donde los productores reemplazaban plantas de yerba por té, hoy parece que es el negocio del futuro plantar yerba, pero si te sobra, no te justifica cosechar. Si dejamos que sigan plantando yerba como vienen que son tipos de afuera, que no estuvieron cuando la yerba no valía nada y el tarefero se llevaba la misma plata en un día que un productor que cuidaba la yerba todo el año. Hay que entender que esto es para que no vuelva a pasar lo mismo”, fustigó. 

“Lo que pasó en el té no tenemos que repetirlo con la yerba, cuando se plantó a lo pavote y desplazaron a los pequeños productores, y ojalá que no sea tarde, hoy se habla de un tenista, de ex jugadores de fútbol, de políticos que no tienen nada que ver con la yerba y están plantando muchísima, y eso después colapsa y termina perjudicando al productor histórico”, finalizó.