Nación acordó con empresas alimenticias la incorporación de mil productos a “Precios Cuidados”

Precios Máximos va camino a la extinción. Al mismo tiempo, Precios Cuidados tendrá una fuerte expansión. Ese es el plan que acordó el Gobierno con las empresas que producen alimentos.

Desde su aparición, las firmas buscaron poner punto final a los Precios Máximos. Para el gobierno el programa era una pieza clave para enfrentar el escenario de la pandemia, de allí su supervivencia hasta el 31 de enero. Ahora, con el fin a la vista, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, prometió que la salida será “gradual y ordenada”.

Mientras los Precios Máximos fueron impuestos como una medida unilateral y extraordinaria, los Cuidados son voluntarios y consensuados con toda la cadena de producción y comercio e involucran a primeras marcas de forma que actúen como referencia.

El martes último, hubo una reunión entre Kulfas, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, y Laura Goldberg (subsecretaria de Acciones para la Defensa de las y los Consumidores) de un lado de la mesa y supermercadistas, comerciantes y productores de alimentos, del otro. Fuentes de la cartera que conduce Kulfas explicaron a Tiempo que hubo acuerdo en desarmar Precios Máximos de manera paulatina y consensuada. “Se elegirán productos no esenciales que saldrán de la lista y tendrán algún ajuste, caso del whisky o los vinos premium”, dijo la fuente. Esta selección se hará en reuniones que comenzarán esta semana.

Desde Desarrollo Productivo destacaron, además, que en la reunión “todos estuvieron de acuerdo en que había que encontrar un camino y que la salida no debía ser desmesurada”, ya que “no hay margen para un aumento desmedido porque el mercado no lo resiste”.

Martín Cabrales, líder de la marca de café que lleva su apellido e integrante de Copal, la cámara fabril de alimentos, dijo que “la industria quería que Precios Máximos termine ayer porque su atraso de precios es mayor al 30% y está en una situación crítica, de pérdida”. El empresario afirma que “la mayoría pierde plata por el impacto del gran aumento de los costos: tipo de cambio, logística, laboral, de insumos y, en contrapartida, hubo solo dos aumentos muy chicos”.

(Fuente: Tiempo Argentino)