Para Solá, Cristina Kirchner es una perseguida política y “los cuadernos son una mentira”

BUENOS AIRES. A Felipe Solá no le “hacen ruido los cuadernos” de la corrupción. Así lo manifestó el precandidato presidencial peronista y diputado nacional, al defender su acercamiento político con la ex Presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, a quien calificó como “una persona perseguida y juzgada políticamente”.

“Yo dije que Bonadío no puede ser el juez para juzgar a CFK porque todo Comodoro Py sabe que la detesta, y el presidente de la Corte admitió delante de mío que había un problema personal”, sostuvo Solá en diálogo con Radio Con Vos.

Tras 11 años distanciado de CFK, el macrismo en el poder parece haber unido otra vez a quiene supieron ser aliados y luego enemigos electorales. Aquellas diferencias quedaron en el pasado y el contacto es fluido. “La vi 3 veces de agosto pasado para acá y tuve discusiones con ella, pero mientras yo hablaba ella oía y mientras ella hablaba yo oía”, contó.

“La vi el día que saltó lo de los cuadernos, tenía audiencia programada, ese encuentro fue afectivo. Hablamos como dos amigos que se encuentran en un bar, yo no era amigo de ella, pero el encuentro fue afectivo”, dijo. Y agregó: “El día de los cuadernos le dije a CFK gracias por recibirme en un día así y me dijo‘estoy acostumbrada, esto es una mentira’”.

Sola explicó que nunca le preguntó a Cristina si iba a ser candidata y que tampoco se habló de él como posible vicepresidente suyo. “No tengo idea si CFK va a ser candidata, creo que hay un porcentaje de hechos inesperados que nos esperan”.

“No estoy acá para ser candidato a vice, estoy acá para que me den la opción de que haya internas y ser candidato a presidente en unas PASO. Ganar es muy difícil”, explicó al programa Las cosas como son.

A su vez, consultado sobre la posibilidad de un encuentro Massa-Kirchner, señaló: “Veo difícil que se junte con Cristina”. Esa chance también fue rechaza por Massa: “No, para nada”, lanzó hoy al ser consultado si su armado incluiría a la senadora K.

Sin embargo, Solá reconoció que lo seduce la posibilidad de un acercamiento a Roberto Lavagna. “Lo quiero pa este lado, a lo mejor lo intentamos, hace muchos años que no hablo a solas con él, pero Lavagna sería una incorporación muy importante en un país que presenta una situación económica y financiera muy complicada”, dijo

Anuncios