Ante miles de fans, Karina “La Princesita” hizo vibrar el Parque de las Naciones

OBERA. Con toda la sencillez de su personalidad y sus canciones, Karina Jésica Tejeda fue la destacada de la 9ª jornada de la 39ª edición de la Fiesta Nacional del Inmigrante. Ya pasaron El Villano, Kapanga, San Marino y Tche Garotos, y este viernes fue el turno de la estrella de la música tropical del momento. Así se lo hicieron saber sus fans, que desde temprano fueron tomando ubicación en el anfiteatro Norguss Jacob del Parque de las Naciones.  Mientras tanto, en el Parque de las Naciones, las colectividades recibieron a un gran número de visitantes, continuando con sus espectáculos internos, con sus ballets y espectáculos musicales. Las flamantes soberanas, Dahiana Machado Sabbagh,  Macarena Schulz Paredes, Andrea Paola Gómez Da Silva Hultgren y Florencia Hausheer, realizaron su primera actividad como tales, recorriendo cada una de las casas típicas junto al presidente de Federación de Colectividades, Juan Hultgren. A su paso, fueron intercambiando saludos con la gente y no dudaron en hacerse el tiempo para tomarse fotografías con todos.

La previa de la velada fue calentando la fresca noche obereña, con la presencia –como en cada noche – de los ballets de las colectividades, con la presentación del ballet ganador del Pre Selectivo de Danzas, Sentir Nuestro y con el show musical del grupo obereño Doble Cinco.  Así pasaban las horas y de a poco, el público fue sintiendo que cada vez faltaba menos para ver a su cantante favorita.  Y pasando la medianoche hizo su aparición en el escenario mayor, haciendo vibrar a la multitud que había llegado desde todas partes para verla y escucharla cantar sus mejores temas.

Hasta que se dio ese momento y todo fue un rugir de voces que la aclamaban, respondiendo a su saludo de “Hola, Oberá”, solo para arrancar interpretando sus clásicos en forma de balada como Equivocada y Y hubo alguien.  No faltó tiempo para hacer sus más grandes éxitos como Con la misma moneda, Corazón mentiroso, Sin vergüenza, No se toca, Te quise olvidar y Fuera, que fueron coreados por todo el público presente.  Más de una hora de un gran show brindado por una enorme artista que no fue todo lo que la gente esperaba para una de las últimas noches de esta edición de la Fiesta Nacional del Inmigrante.

“Es la primera vez que vengo a esta Fiesta y es un orgullo poder estar en la Fiesta Nacional del Inmigrante. El público de Misiones siempre me recibe muy bien y tengo la expectativa de que el show guste y de que la gente se vaya conforme”, comentó la cantante en el encuentro con la prensa. Karina reconoció que no conocía los detalles sobre esta Fiesta, “No soy de preguntar, pero es porque me gusta llevarme la sorpresa cuando subo al escenario”, indicó “La Princesita”, quien tanto antes como después del show siempre estuvo predispuesta a firmar autógrafos y sacarse fotos con sus fans.